Trasladando a nuestro perro

Para muchos de nosotros, nuestras mascotas no sólo forman parte de nuestras vidas, sino que también son integrantes de nuestras familias y su presencia o ausencia modifica lo cotidiano.

Las vacaciones, la posibilidad de un viaje por tiempo indeterminado o por un fin de semana largo nos puede colocar en una encrucijada: ¿podemos llevarlos?, ¿de qué manera realizarlo?, ¿cómo evitar que el animal sufra y que el conductor y los acompañantes no enloquezcan en el intento?

Hay requisitos fundamentales que se repiten tanto en humanos como en animales; cuando una mascota es trasladada es indispensable llevar su documentación.

Es recomendable que los animales viajen siempre en el asiento de atrás y atados, puesto que nadie está exento de una frenada brusca, un imprevisto y aun las mascotas más acostumbradas pueden alterarse frente a algo inesperado. La idea al atarlos no es caprichosa ni azarosa, sino por el contrario es una forma de prevenir y evitar, una posible distracción por parte del conductor ante cualquier reacción del animal.

Hay varias maneras de transportar a nuestras mascotas. Antiguamente se utilizaban cajas de madera que contaban con rendijas para respirar; hoy existen jaulas transportadoras que garantizan el bienestar del animal.

Esas jaulas pueden estar equipadas con rueditas para facilitar la movilidad, tienen buen cierre y hay de distintos tamaños.

También se puede adaptar un sistema de red metálica en la parte posterior de los vehículos familiares y conformar un espacio de contención para el traslado del animal.

Antes de realizar un viaje en auto con el perro o el gato de la familia, es muy importante consultar con el veterinario y tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Es aconsejable que el animal esté previamente familiarizado con la transportadora o el sistema de contención de redes. Una manera es ir acostumbrándolo a realizar paseos cortos en auto.
  • Se recomienda suministrar la comida 6 u 8 horas antes de emprender el viaje.
  • También, si el veterinario lo sugiere, resulta prudente darle un tranquilizante en forma de gotas o comprimidos, según sea el caso de cada animal. En general la medicación se suele dar 15 minutos antes del viaje.
  • Si se encontrara inquieto o molesto es sensato parar un rato, hacerlo salir del auto para que corra, se tranquilice, ofrecerle un poco de agua y luego reanudar el viaje.
  • Criadero Malakum FCA N° 23170 | Maricruz Marlia +54 341 4643977 - 155639421 - Rosario - Santa Fe - Argentina